domingo, 25 de junio de 2017

Cómo hacer tortilla de patatas y tener éxito


La tortilla de patatas, también conocida como tortilla española, es una de las insignias nacionales de España (como su nombre indica) y de los españoles. Su sola mención crea tanta polémica que es difícil salir ileso de una discusión sobre el asunto. Y yo, que peco de mente abierta, creo y defiendo que no hay una sóla forma de hacer una tortilla de patatas; que la receta buena es la que te guste más a ti, si bien hay algunos aspectos básicos que siempre tienen que darse para que la combinación funcione y... he aquí el tema del post de hoy. 


Los tips que vengo a dar hoy no son para aquellos que saben hacer una tortilla y "así es la mejor" sino para los tantos otros que no acaban de encontrar el punto, y no se sienten satisfechos con sus resultados. No es una excusa para discutir ni para montar el 2 de Mayo; aquí de lo que se trata es de ayudar y de quitar esa espina que hemos llevado clavada por tanto tiempo; de estar en paz con la tortilla de uno... que da mucha tranquilidad saber que tu tortilla está de muerte oye!

¿Qué tendremos en cuenta a la hora de hacer la tortilla?


Empezando por la patata

¿Sabes esas patatas que quedan tan blanditas al cocer... que las fríes y quedan chuchurrías... y que absorben todo el aceite que pones y más que les dieras? Pues esas no ;_). Para mi tortilla siempre busco patatas de que quedan duras al cocer  (festkochende), aunque me consta que mucha gente prefiere las blandas. Si yo estuviera en mi tierra, diría patatas del terreno que suelen ser buenas para todo. 


¿Cuántas patatas y cuántos huevos?

Aquí es donde yo siempre he tenido problemas. Y buscando por la red encontré un artículo maravilloso que más abajo os indicaré, y que resolvió esta gran irregularidad en mi receta, y cito "para una patata del tamaño de un puño... 1 huevo" (me encanta este detalle del autor!). Os explico aunque luego vayáis a ver el artículo; el autor hace alusión a la indicación que le dieran su abuela y su madre, por lo que el puño del que hablamos es de mujer.  Y los huevos, cuanto mejores... más rica. 

Cebolla ¿sí o no? 

Pues para mi gusto, definitivamente SÍ! Una cebolla mediana para esta receta es mi proporción ideal, cortada en juliana para que se reparta bien y no se queme mientras freímos. 

El corte de la patata 

Es importante para el resultado final. Un corte fino (tipo chips con mandolina) nos daría un resultando muy compacto y apelmazado. Lo ideal es un corte gordito, no importa que sea irregular. Hay quien lo hace en dados; yo prefiero rodajas gordas o sea, partir la patata por la mitad y luego en rodajas porque aminora el tiempo de cocción.


Técnica de cocción:

 ¿la patata frita o cocida? Yo sin duda frita, aunque creo que hay bares de la más larga tradición que la ponen cocida; pero no voy a entrar en eso... solo deciros que está ahí!

El aceite

No hay más discusión aquí, el aceite de oliva virgen es el mejor. Tiene que ser abundante pero no una piscina y cuando acabemos de freír, retiraremos el sobrante (con la suerte de que luego se puede emplear en otra cosa). Para conseguir una buena tortilla de patatas la temperatura debe ser alta pero sin pasarnos. No buscamos obtener patatas fritas crujientes, ni acelerar el proceso, obteniendo una patata dorada por fuera y dura por dentro; es más como un confitado por lo que el color dorado no es una referencia, aunque al final les puedes dar un punto subiendo el fuego, que a su vez aportará un gustillo muy rico a la tortilla. Estarán listas cuando estén blandas. Hay que probar!

La sartén y su tamaño

Para esta receta, mi sartén ideal es de 24 cm de diámetro. No es la mejor sartén que tengo sin embargo sé que no se pegará, y eso es una garantía para obtener un buen resultado. Además, es más pequeña que un plato llano, por lo que el volteado de la tortilla es muy cómodo, sin miedo a derramamientos. 

La receta de mi tortilla de patatas está basada en la mi experiencia personal, ajustada a mi familia y sus gustos; se trata de una tortilla tierna pero con el huevo cocinado en su totalidad. Para obtener una tortilla jugosa el procedimiento es sencillo: poner un huevo más y acortar el tiempo de cocción. No hay otro misterio. Aquí recomiendo un vídeo de El Comidista que encontrarás a pie de página, y que para nada es mi ideal de tortilla, pero para gustos... los colores. 

Ahora bien, pasamos al asunto importante

Como hacer tortilla de patatas


Receta para 4 personas:


Ingredientes: 

-900 gr a 1 kilo de patatas
-5 huevos M o 4 L
-1 cebolla mediana
-sal
-aceite de oliva virgen
-sartén 24 cm

Elaboración:

Pelar y cortar las patatas. Reservar en agua para que no se ennegrezcan y escurrir justo antes de su uso.  Cortar también la cebolla en juliana. 

Poner la sartén al fuego y cuando el aceite esté casi humeante, incorporar las patatas escurridas y la cebolla. Añadir sal al gusto. 

video


Cuando la patata esté blanda, apartaremos y dejaremos escurrir en un plato. Un truquito para esto es poner en la fuente o bol un plato de café invertido, con lo que el aceite sobrante caerá al fondo y no tendrá contacto con la patata. 

Friendo las patatas de la tortilla española


Entre tanto, batimos bien los huevos. Añadimos sal. Puedes utilizar una batidora eléctrica si lo prefieres; a más aire más esponjosa la tortilla. Introduciremos la patata frita dentro de los huevos y mezclaremos bien. Dejaremos un par de minutos reposar antes de ponerla en la sartén. 




En la misma sartén, agregar un poco de este aceite de las patatas para hacer la tortilla. Cuando esté caliente, verteremos la mezcla y distribuiremos homogéneamente. Bajaremos el fuego al mínimo para que se cocine gradualmente y taparemos. Os recuerdo aquí que esta técnica es ideal para una tortilla hecha. 

La tortilla de patatas cuajando

El resultado que quieras obtener marcará el momento de dar la vuelta. Yo busco una tortilla totalmente cuajada así que mi indicador es el cambio de color en la superficie. El calor provoca este sutil  cambio de color, por lo que sabemos que ha sobrepasado el centro. Volteamos y esperamos un par de minutos tan solo, ya que la cocción prácticamente está terminada. Para cerciorarnos... comprobamos con un cuchillo. 

La tortilla española lista para servir


Et voila! Mi tortilla de patatas sin incidentes y sin dolor; con todo mi amor ;_)

Corte de la tortilla de patatas


Me gusta acompañarla con alguna tapita más elaborada pero hoy, como teníamos que ir al teatro, ha sido tabla de embutidos y quesos,  y pan tumaca.

La tortilla de patatas y su acompañamiento

Plato de embutidos para acompañar la tortilla


A penas sí he podido hacer las fotos porque me robaban los platos de la mesa!
En fin! Si teníais dudas, espero que las hayamos resuelto. Si teníais curiosidad, espero que os hay gustado. Y si vuestra tortilla es la mejor... espero no haberos ofendido, jjjj. Yo lo tengo claro, mi tortilla no es la mejor... solo es la que nos gusta! :))

Gracias por leer! Comentarios, me gustas, besitos y abrazos son siempre bien recibidos
xxx 
Mariví. 

Aquí el post que en su día tanto me ayudó con mi problema de las proporciones Las recetas de Sergio. Graciaaaas,
Sergio! xxx  
Y el post de El Comidista sobre la Tortilla perfecta ... por que me encanta Mikel y sus videos! 







No hay comentarios:

Publicar un comentario