domingo, 15 de julio de 2018

Pastel de ciruelas y Streusel (o Zwetschgen-Streuselkuchen)


Ciruelas para todos los gustos y usos pero las de hoy son prunus domestica (pruna, Zwetschge, Pflaume). Con ellas se elaboran los más ricos  pasteles tradicionales centro europeos; mis favoritos, los que se hacen en grandes bandejas y se cortan en cuadrados generosos, como nuestro Pastel de ciruelas y Streusel de hoy. 

De compras por Alemania el sábado pasado, unas cajas de brillantes ciruelas me miraron... y yo... me dejé querer. 



Ya en casa, ojeando una revista de Chefkoch*, me llamó la atención la masa de un pastel de cerezas (otro favorito en mi lista ;)). Una masa de aspecto ligero, sin mantequilla!!!!! y me dije: éste.

Nuestro pastel de hoy es de un tamaño considerable; es un formato pensado para cuando hay mucha gente o, por qué no?, simplemente para congelar. Es el tamaño de la bandeja de horno estandar, así que la manipulación también se hace más fácil al no tener que luchar con pequeños espacios. 

Pastel de ciruelas y Streusel (o Zwetschgen-Streuselkuchen)

Necesitamos:
Una bandeja del tamaño del horno, forrada con papel vegetal (mojar la bandeja con agua, de forma que el papel se adherirá y será más fácil la distribución de la masa).
Horno: precalentar a 180ºC
Cocción: 30'

Ingredientes:


Para la masa:
-400 ml de Schmand (2 vasos de 200ml; es un tipo de nata espesa, un poco ácida) o, en su defecto, nata 35%
-400 gr de azúcar (o 2 medidas del vaso de Schmand)
-420 gr de harina (o 3 medidas)
-1 paquete de levadura química (15gr)
-4 huevos M
-750 gr a 1 k de ciruelas (Zwetschgen) naturales (en su defecto en almibar ligero o cualquier otra fruta que te apetezca)

Para los Streusel:
-100 gr de azúcar
-150 gr de mantequilla fría
-100 gr de harina

Para servir, si se desea: azúcar glass.

Preparación:

Ponemos la nata o la Schmand en un bol, lavamos el vaso o en su defecto utilizamos una medida, aunque también se puede pesar, ya que facilito los equivalentes. 


Mezclamos la harina con la levadura, separamos las yemas de los huevos de la claras, e incorporamos las yemas al bol de la nata, junto con la harina y la levadura. Con una batidora manual, batimos enérgicamente. 




Montamos las claras a punto de nieve con la batidora eléctrica y las incorporamos a la primera mesa mezclando de abajo a arriba para que no se bajen. 




En nuestra bandeja perfectamente forrada, vertemos la masa y con una espátula acodada la distribuimos por toda la superficie. 




Las ciruelas, las puedes tener lavadas y deshuesadas con antelación. Luego, las abriremos con cuidado, sin acabar de cortar para que quede unida como se aprecia en la foto. 



Una vez sobre la masa, procedemos con los Streusel.



Esta no es la primera vez que los trabajamos así que... frotamos con las puntas de los dedos al principio. Después con las palmas de las manos sin insistir mucho. Tiene que quedar con grumos grandes. Los distribuimos sobre la bandeja.



Horneamos a 180ºC durante 30 minutos. Es un no fallar. Puede que a 170ºC se seque un poco menos. Esto es a gustos. 



Me quedo encantada con estas recetas siempre, siempre. Ya me diréis!
Mariví xxx

*La receta original, de cerezas, en el número de Chefkoch Julio 2018 Kirsch-Streuselkuchen, p. 47









No hay comentarios:

Publicar un comentario